beacolorin

- 7 consejos para acertar con el diseño gráfico de tu boda -

23:53:00

Empecemos la historia por el principio.
¡Os casáis! Todo es emocionante. Por vuestra mente empiezan a pasar millones de pensamientos. Hay que pensar en todos los preparativos:

“Qué vestido (si la que lo estás leyendo es la novia) / traje (si eres el novio) me sentará mejor, cómo será la boda, dónde, cuándo, ¿y las flores?, ¡necesitamos un un buen sitio, espectacular, donde quepamos todos! Que se coma bien... Y no te olvides ¡una buena pista de baile para bailar hasta que no podamos más!
Genial, lo tenemos, ahora tenemos que avisar a todos.
Oh! Espera… ¡LAS INVITACIONES!"

Es entonces cuando llega alguien y dice: “¡Bah! No te compliques la vida, las de toda la vida, blanco sobre blanco sobre beige, tipografia caligráfica en cursiva, un sobrecito de correos y pa’lante. Si total…”

Si total ¿qué? ¿Acaso no las va a leer nadie? ¿Acaso no le van a llegar a cada uno de tus invitados? Las invitaciones deberían transmitir lo mismo que cada detalle de la boda. Nos preocupamos de que todo esté perfecto y nos olvidamos de detalles que marcan la diferencia.
En este caso, el diseño puede ayudarnos para que todo sea perfecto.
Todo empieza con las invitaciones, pero no acaba ahí.

A continuación algunos tips que os servirán no solo para las invitaciones, si no para diseñar vuestra boda.


1. Encontrad lo que os une, vuestro punto de común. 

Lo primero que debéis hacer es pensar en qué tipo de boda os gustaría: industrial, vintage, boho, freak…
Os recomiendo que elijáis una temática que os guste a los dos: “Sois amantes del surf y las olas” “os conocisteis en un tren“, “os gustan las estrellas y el cosmos” , “os encanta el senderismo y la vida rural” o “sois los mayores fans con vida de la saga Star Wars y en vuestra boda no puede faltar una gran tarta con la estrella de la muerte y disfraces de R2D2”.
Esto no solo os dará ideas para el diseño de las invitaciones si no que también nos dará pistas sobre la web de boda, el seating, candy bar, decoración, detalles para invitados…



2. Colores, colores
¿Creéis que elegir la paleta de color no es importante? Já, quizá sea lo más importante. No solo para el diseño de la boda, si no que puede condicionar (y ayudar) al resto de elementos: mantelería, flores.




3. Tipografías
Otra de las cosas que pasamos por alto. No hace falta ser un genio de la letra y la escritura para entender la importancia de elegir una buena y legible tipografía, y lo mejor es que hay ¡miles!
Califráficas, de palo, con serifa, brush (pincel).

*Consejo: están muyyyyy de moda las tipografías caligráficas (¡ojo! que a mi me encantan) pero os recomiendo utilizarla para cosas muy concretas: números para los meseros, vuestros nombres dentro de la invitación, puestos de mesas, indicaciones dentro del recinto.
Para los datos más importantes e informativos, elegid una tipografía que no se apelmace y se lea mejor.









4. Inspiraos e inspirad. Buscad referencias.

En serio, si vais a contratar a un profesional del diseño para vuestra boda, inspiraos antes. Pinterest, blogs de bodas, cuentas de instagram dedicadas no solo al mundo bodil, también vale el diseño gráfico.
Referencias que den pistas de las cosas que os gustan.
Os evitaréis disgustos, tiempo y dinero.






5. Llego la hora del branding 

Cread vuestro propio sello. Algo que hable de vosotros. Servirá para incluirlo en cada pieza que hagáis y personalizar la boda.
En las #BodasColorín usamos mucho el sello de los novios para invitaciones, galletas, carteles de mesa, chocolates en el candy bar...etc

*En la Boda Colorín de M&S nos inspiramos en el diamante que se tatuaron los dos como "pedida" para crear el branding de su boda: lacre, cookies, cake toppers, señalética...etc


      *Invitaciones encargadas a Invitarte. Sello Bodas Colorín. Caligrafía: Marta de Vadestudio (La Novia)



6. Sed creativos con los materiales

No penséis solo en papel. Las posibilidades son infinitas.
Papelería, madera, espejo, telas, texturas…
¿Os imagináis un seating sobre espejos? ¿Bolsas de confetti de tela personalizadas con vuestro sello? ¿Banderolas para recibir a la novia? ¿Luminosos con vuestros nombres? ¡Volveos locos!






7. Una vez elegido todo …

Dejad volar la imaginación. Que la cosa no se quede ahí.
Pensad en misales, pai-páis, etiquetas para regalos, utilizad lacre con vuestro logotipo, minutas, carteles, tarjetas de agradecimiento, libro de firmas, toppers, chapitas…¡ayyy! Hay tantas cosas que se pueden hacer que me emociono.


No tengáis miedo a mezclar colores, formas, tipografías o texturas. Buscad la coherencia, pero sobre todo buscad que cuenten vuestra historia.





Escrito por #BeaColorin 
(Directora de Arte y Wedding Planner)





You Might Also Like

0 comentarios